At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

jueves, 15 de mayo de 2014

¿Cuántos días habrán pasado desde la primera vez que escuché tu voz?
Aunque desde entonces los minutos por días en los que tengo el placer de disfrutar de ella se hayan multiplicado exponencialmente -y se haya vuelto mía- sigue proporcionándome la misma calidez que aquella tarde.
Escucharla como si nunca la hubiera oído. Como una melodía pausada pero continua que resuena en los rincones de una habitación vacía, produciendo un lejano eco que rebota de forma quebradiza en el alma.
Cálida y acogedora, que acaricia cada sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario