At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

viernes, 12 de abril de 2013


Voy huyendo día a día de las personas de mi pasado. De aquellas que me hacen sentir pequeña y amarga, que no traen nada bueno bajo el brazo.
No es fácil explicarte esto, y sé de sobra que podrías llegar a entenderme.
Tú, yo... siempre fuimos demasiado parecidos, quizás tanto que acabamos saltando del mismo barco para nadar a lugares diferentes.
¿Cómo podría comenzar?
Bueno, nadie sabe que perdí el rumbo, pero en efecto lo hice. Rompí la brújula por una promesa con una persona que me prometió acompañarme en el camino. Hice mal, ella estaba más perdida que yo, hacía tiempo que no encontraba el norte ni mirando al cielo.
Se centraba en las estrellas que habían caído al suelo, y se guiaba por su escaso resplandor.
Y yo me embobaba con el movimiento del mar  mientras ella recogía sus pedazos, tal y como una madre que deja a su hijo frente al televisor mientras barre.
Un tanto paradójico ¿Cierto? El fuego que se enamora del mar, de su contoneo y de su furia.
Decidí alejarme por cuenta propia, y porque veía más fácil seguir saltando de piedra en piedra para no tocar la lava, sin percatarme de que la única que podía quemar era yo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario