At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

martes, 30 de abril de 2013

No tengo nada que decir. O las palabras no quieren salir de su maldito escondite.
Saben que cabe la posibilidad de un fallo, que es inminente la recopilación de errores.
Pero perdí la cuenta de los mios. Se fracturaron hasta la nada visible.
Casi parece un juego de dos mentes enfermas jugado por una sola. Un ajedrez solitario, de peones vencidos.
[...]
Este dolor de cabeza se intensifica por momentos. Resulta [casi] molesto. [Casi] ahí reside la clave de mi absurdo equilibrio.
Es detestable la falta de coherencia y la fatídica puntuación de espacios, [casi] tan detestable como este soplo que habita en mi pecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario