At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

domingo, 6 de enero de 2013

Pones tu fe en una sola persona  otorgándole el derecho a manejar lo que es propiamente tuyo. Tu corazón que es de algún modo quién controla tu cuerpo.
Y así es, con poco cuidado se lo entregas envuelto. Diciéndole "Toma, feliz navidad, espero que te guste este pequeño pero gran detalle"
Él se queda mirándote con sus ojos entrecerrados por la sonrisa que quiere acaparar el protagonismo de la noche.
¡Y ya ves que lo hizo! 
Que sonrisa más hermosa.

429049_10200440086025118_1249482968_n_large


1 comentario:

  1. Mejejeje, cierto es. Tendemos a entregarnos a una sola persona y nos volvemos reticentes cuando nos traicionan.

    ResponderEliminar