At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Tenía tendencia a recoger todo aquello que se encontraba roto en mil pedazos en cualquier lugar del suelo.
Veía la similitud de las piezas rotas con sigo misma.
Y aunque ella estuviera entera, algo dentro de sí, no funcionaba correctamente.
Decidió buscar en callejones alguien más cercano a su pobreza. Vagabundos quizás, que le explicaran la razón de un vacío en su pecho.
Ellos que lo habían perdido todo, ofrecieron un asiento a la mujer, un bordillo helado por las palizas del invierno. 
Se sentó, agradecida por la calidez de los gestos de los vagabundos, y aceptó oír todo lo que tenían que decir y callaron.
Oyó historias de las mil maravillas, y guerras vivió. Suponemos que no regresó. Que se quedó allí, hasta que el invierno desapareció sin dejar rastro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario