At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Si te marchas... si decides marcharte sin despedirte, de la noche a la mañana, como si nunca hubieras existido, no me dejes notas escritas en el vaho de las ventanas.
No me escribas más canciones deshechas, ni me des un beso en la mejilla.
Si ya no existes no dejes pruebas. Elimínalas. No puedes pretender que recree lo bueno, si lo malo lo tapa con un velo.
Escoge la maleta más nueva que encuentres y métete dentro. Ni siquiera sé quién eres.

1 comentario:

  1. Olvidar a alguien de una manera tan radical, es un tanto fuerte. Cierto que así no sufre una... pero, ¿qué hay de los buenos momentos (si es que alguna vez los hubo)? ¿Qué será de ellos cuando quieras olerlos, paladearlos, rozarlos otra vez? Demasiado radical. ¿Y lo que se aprende de los errores? El dolor está ahí para proteger y para enseñar... creo. Todo debería tener su razón de ser, ¿sí?

    ResponderEliminar