At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Las personas cambian. Ya sea por sucesos pasados, o presentes. O bien por que no soportan que las cosas se les escapen de las manos. Se quieren como son, pero no soportan ser así. Una paradoja que controla sus vidas. Y cambian sin querer cambiar. Se alejan de un ser principal a convertirse en un personaje secundario de su historia. Una ramificación de sí mismo que surcará una estancia de su vida hasta desembocar en un olvido próximo al ser del origen. Al ser del que se creó esa bifurcación primigenia. Las personas cambian. Pero normalmente nadie cambia eternamente. Quien se aleja, regresa. Hay quienes se pierden por los caminos menos iluminados, mientras que otros disfrutan de la luz del sol que les proporcionan sus hazañas. Al fin y al cabo, todos regresamos solos en el camino de vuelta a casa. A ser quien verdaderamente somos. Esos mundos minúsculos repletos de cicatrices y recuerdos y esas ganas de vivir y sonreír durante el inmenso infinito de nuestras esporádicas vidas.-

1 comentario:

  1. Sí que es irónico, sí. Media vida intentando no cambiar un ápice y una mañana ¡puf! eres otra persona. Debe de ser horrible D:

    ResponderEliminar