At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Estoy muy cabreada. Todo lo relacionado a esta casa consigue sacarme de mis casillas en segundos. Bueno, no siempre, pero últimamente se está repitiendo demasiado rápido. Es inevitable no terminar un día mal. O incluso empezarlo en sí ya hay veces que asusta.
No sé si me entenderás, es difícil de afrontar que lo que debería ser un hogar son sólo ladrillos y cemento.
Ni siquiera emanan calor. Ni ellos, ni las mantas, ni mi propia cama. Por mucho que te acerques te roban el tuyo propio haciendo que tu columna se petrifique y se convierta en granizo.
¿Comprendes por qué necesito escapar? Hay personas que destruyen lo que más quieren sin darse cuenta. Y me están destruyendo, no lo puedo permitir.
Racionar con ellos es parecido a hablar bajo del agua, distorsionan las ondas para entender las verdades a su manera. Y si se equivocan estás perdida, o loca, que es lo mismo.
Si esto no me mata, me hará más fuerte. Igual mi propia fuerza me acabe destrozando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario