At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

lunes, 3 de septiembre de 2012

El tiempo para escribir me ha escaseado estos días, y no quiero decir que ganas no me entraran. Simplemente no encontré el bolígrafo adecuado a mis palabras. O el momento preciso para dejar caer la tinta.
He sentido y llorado un mar de lágrimas evaporadas, y mi cerebro se ha visto afectado por el conocimiento entrando a empujones.
Reír, he reído más que respirado. Y juro, que he notado más miradas que nunca. 
Ojos de colores sobrepuestos, y historias desencadenadas.
He empatizado hasta la médula con personas que fueron sombras en los días de lluvia.
Ha llovido y sentí alegría. Al contrario que cuando llueve en la ciudad.
Y mi cuerpo se ha visto acosado por abrazos imprevistos. Los mejores abrazos existentes.
Me he enfadado como persona humana, y alejado con el puño cerrado para no cometer locuras. He abierto mi alma más que cuando el sol aparece y echa a la luna. 
Aprendí a razonar el porqué. Y dejado atrás los prejuicios.
No hay prejuicios ante nada ni nadie.
He esperado, a que apareciera mi estrella. Y amarrado a personas a su espera.
Fotografiado cada situación impar. Esclavizado cada recuerdo en un cuerpo vacío.
Y ahora, ya está completo.
Y ha sido por eso que no escribí nada en este período de tiempo, porque estaba demasiado ocupada sintiendo, y viviendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario