At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

domingo, 10 de junio de 2012

Son las 4:07 AM.

Ahora mismo desearía estar tumbada en la cama, escribiendo todo lo que escribiré en el portátil que ilusoriamente estaría sobre mis piernas. Sin embargo, ni el sueño ni el cansancio han venido a visitarme aún. Me  encuentro en una silla bastante fría, lo que se agradece en estos tiempos, mirando una pantalla que destella mis pupilas. Su luz es casi cegadora. 
Tengo la sensación de que esta noche, se convertirá en una de esas muchas ya vividas. Con los ojos abiertos y la mente despejada. Una noche sin dormir, porque el cerebro habla y no calla.
Pero esta vez no le culpo, tengo una alegría dentro del estómago, revoloteando por sus paredes, deseando ser libre a la par de darme sensación de seguridad y alivio y proporcionarme esa sonrisa automática en mi rostro. Y aún a la persona que se lo quiero contar, aún, no me ha dado señales de vida. 
¿ Seguirá respirando ?
Qué pregunta más tonta. Lo hará, seguramente.
Al igual que solemos callarnos las malas noticias, las buenas siempre quieren salir disparadas por tu boca. Y si le retiene la lengua le ignora, y al final acaban surcando la barrera de los dientes y saliendo por los labios. Son así de escurridizas. 
Soy tan tonta... y lo digo sonriendo. Tonta de remate. 
Siempre vuelve ¿ Sabéis ? Él. Es como si intentáramos alejarnos el uno del otro y siempre nos echamos de menos. Regresamos con el orgullo intacto y volvemos a las andadas. Sé que no significa nada. Pero algo dentro de mi confía, o estima que algo ocurrirá. 
Muero, de morir de ganas, por estar allí otra vez. ¿ Qué me habrá dado aquel maldito pueblo ? Se asemeja a las drogas, que no he probado, pero sí visto sus efectos.
Desvarío, por que se me da bien divagar entre extraños pensamientos y saltar entre rocas e ilusiones.
No hay nada como el espejismo del futuro que te aguarda brillante y lleno de esperanza.
Él, señores, él, me hace sonreír por cualquier nimiedad. Por un comentario, o mirada. Incluso me abraza cuando ni si quiera me percato de su presencia.
Qué placer da caminar pasos ya dados y recordar los buenos tiempos. Es nuestra película personal. Con nuestra banda sonora preferida. Con los actores del reparto elegidos por el tiempo.
Recuerdo... como si fuese ayer, o incluso hoy, el beso que me dio en la cabeza cuando hablaba con los demás. Sin venir a cuento, ni un hola, ni un roce, simplemente un beso desde mi espalda, en mi cabeza. Obviamente me giré asustada, pensaba que era un loco o algo. Pero cuando le vi, faltó poco para que el tiempo lo detuviera frente a mí. Para poder observar sus facciones, sus gestos, su sonrisa, y ese valle que tiene por ojos.
Soy una cursi, lo sé. No puedo evitarlo, al igual que no puedo evitar a veces ser un tanto cabrona. 
Regalo dosis de mis idas y venidas a la vida... en un botecito con un " bébeme " pintado. 
Tumblr_m3m2nxjszn1r6f0j5o1_500_large
Son las 4:23 AM.  He tardado demasiado en borrar los detalles más minuciosos, resumir sentimientos es un trabajo duro. 

1 comentario:

  1. Y después dices que no sabes que sientes... más claro agua.
    =)
    I'm happy because you are happy too. That's it.

    ResponderEliminar