At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

domingo, 27 de mayo de 2012

¿ Alguien más ha sido capaz de captar la belleza que se esconde en las cosas rotas ? Así como a las personas la vida les hace fisuras en el cuerpo, o en el alma. Y aunque estas fracturas puedan ser antiguas siempre queda una conmemoración de la hendidura que recuerda que la vida fue cruel con ellas.
Debe de haber algo mal, para que la herida no sane. Quizás una astilla impida su recuperación, o un pensamiento destruya toda posibilidad de recuperar la estabilidad.
Si oprimes una lesión está la probabilidad de que se agrave. Pero no quiero irme por las ramas. Quiero hablar de la belleza de las heridas. Ese encanto que pocas personas pueden apreciar.
La mente común y su simpleza siempre se asombra al ver a los descarrilados, sufriendo alejados de la carretera  del " camino correcto ". Pero no se percatan, ni con los ojos bien abiertos, de que el camino correcto no es más que aquel que uno va formando con los latidos de su corazón. Ese camino, de realizar las cosas que verdaderamente te susurra el órgano que te proporciona la vida, y el amor a ella. Esa es tu autopista a la felicidad. Y las heridas te recordarán lo que luchaste por evitar la misantropía de las mentes inexpertas, y por recuperar las riendas de tu vida. Saliste del pozo, para encarar al sol con tu mayor sonrisa. Y ahora, ni nada ni nadie puede parar tus pies. 

542264_342922809113261_100001866358393_872545_1254251334_n_large

No hay comentarios:

Publicar un comentario