At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

martes, 3 de abril de 2012

Y el sueño abarcó la calma. Le proporcionó lo que buscaba. Un reencuentro con el universo. Sin palabras, sin diálogo, sólo el sentir de todo aquello.
Las luces no brillaban, era ella quién lo hacía. Daba luz a la oscuridad de su narcosis.
Y se enrredaba entre miles de sombras que venían a su descubrimiento. 
No había miedo, no había nada. Pero la nada se convertía en el lugar más placentero que hubiera visitado jamás.
Se sentía suspendida en el sosiego de unos brazos que no conseguía ver. Protegida por unos párpados somnolientos y por un cerebro morfinómano que entonaba la melodía de un llanto tardío. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario