At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

miércoles, 25 de abril de 2012

Mi razonamiento parte de la base de que, ocurra lo que ocurra, ha ocurrido tal y como yo decidí que ocurriera. Aunque a veces pueda parecer un hecho que se escapa a nuestro control, llego a suponer que si eso ha pasado es por que en ese momento era lo que ansiaba, o lo que no supe llevar a buen caudal.
Cometo errores, pero de ellos lo negativo queda en que los cometí por que no veía otra manera de solucionar el problema que se me presentaba. Ya fuera por miedo, o por cualquier otra incógnita.
Llego a la solución de que, en mi vida, todo lo bueno que he llegado a recoger viene de la mano de lo malo, que en cierta medida también es algo valioso.
Muchos me ofrecen el olvido como cura a esos días en los que, bueno, quizás la tristeza o la añoranza vienen a hacerme una visita, a tomarse un té conmigo. Pero lo cierto es, que el olvido es lo último que me gustaría beber.
No quiero olvidar los pasos que dí en el pasado, ni como llegué a dar cientos de pasos en falso creyendo que era lo correcto. Me refugio en la idea de que, fue mi elección, la que aprecié en aquel instante, y hubiera hecho lo que hice, me trajo hasta el presente en el que estoy.
Habré defraudado a personas quizás, y a otras sorprendido, pero lo importante es la idea en sí, de mí misma que he llegado a forjar con el tiempo. Mis errores, son mis espinas, pero a su vez lo que le da peculiaridad a la flor.
No soy perfecta, pero veo con ojos cansados y alegres que lo que tengo es justo lo que merezco y lo que he logrado conseguir.
Soy melancólicamente feliz, y he recolectado verdaderos recuerdos que brillan como el oro. Eso es lo que importa.
rows & rows (by kjeddy)

No hay comentarios:

Publicar un comentario