At this stage in my life I don’t think I'm going to write anything worthwhile.

martes, 28 de febrero de 2012

294782_150607811696599_144385912318789_257310_380966629_n_large


Mira, en cuanto a realidades se supone que hay un protocolo de existencia y caducidad. 
Una realidad propia puede nacer de la nada y esfumarse o perpetuar en la mente como si de un tatuaje se tratase.
De ahí, nacen las ideas que confrontarán tu día a día, y en base a ello, la capacidad psicológica del individuo en sí puede verse disminuida o aumentada en referencia a la realidad global. Formándose así una hipervolización de los sentidos.
Las personas tendemos a imaginar tales situaciones donde nuestra zona de confort no se vea en riesgo.
Pero a veces, la vida real se sitúa más allá de la mera comodidad existencial. Hay que sufrir para vivir, y reír para seguir. Olvidar y recordar, aceptar y perdonar, odiar y querer.
Con esto, me refiero, que puedes crear mil y una estancia en tu memoria para guardar los trastos viejos o pensar en abrir el desván y limpiarlo. Siempre y claro hablando de una forma metafórica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario